Dos leyendas del rock correntino se saludaron en la Asamblea Ciudadana

La Murga y La Chiflada ambas bandas con trayectoria en Corrientes se presentaron en una noche a puro rock en la Asamblea Ciudadana.

La Murga bailó al ritmo de la noche, en una Asamblea Ciudadana colmada de buen rock. La chiflada despotricó rocanroles para el público presente, que se deleitó.

Los preparativos iniciaron a las 16 con el sonido, haciendo pruebas para que todo salga perfecto. Transpirando por el calor sofocante de la tarde se acerca Diego Rinaldi para darme las entradas para el sorteo. Minutos antes fueron sorteadas en  el Sapo del Espacio.

 Son las diez de la noche con el recital por comenzar es el momento propicio para beber cerveza. Me espera Diego está parado en la puerta.

Espero sentado en la escalinata del acceso al galpón de la Asamblea. Mientras llegan los ganadores de la entrada para el show. Llega el último de los que salieron sorteados a las 23 y me encuentra en la puerta, para ingresar dos chicas con una caja piden un aporte a la cultura local. Paso con mi entrada, el ingreso es por uno de los salones del costado de la Asamblea que hacían de antesala al escenario. Al ingresar noto los ventiladores de techo de allí no dan abasto para el calor que la noche transmite.  Dentro del galpón donde tocan las bandas el calor se hace sentir aún más. El candor del cuerpo humano manija de rock invita a sumergirse en una ansiedad dada por la espera del show.


Antes de la media noche comienza a tocar La Chiflada, banda con rock entre otros ritmos, dentro de su repertorio. La gente comienza a despabilarse, saltan frente al escenario, muchos con celulares en la mano tratando de llevarse un recuerdo. Como si se hayan puesto de acuerdo, en la banda todos están de bermudas y remeras mangas cortas, sobre el escenario las altas temperaturas de las luces no dan ganas de estar aún más arropados.

Termina el espectáculo ofrecido por La Chiflada, la gente sale para tomar un poco de aire fresco. En el pasaje frente al club de boxeo la gente se sienta en el cordón, improvisa asientos y arman grupos que comparten bebidas y cigarrillos. Todos están alegres y emocionados por el show que las bandas les brindan. Veo gente adulta, de camisas y pantalones ajustados. Jóvenes también acompañan a las bandas.

Converso con un organizador del encuentro, especulamos la cantidad de personas que asistieron. El cálculo siempre varía según quien se sume a la conversación y haga su especulación. Unas 35 personas dice uno, unas 60 dice otro. Cerramos el cálculo en unas 50 personas.

La Murga comienza a hacer los últimos ajustes, la gente comienza a amontonarse dentro de la Asamblea. Todos están preparados para saltar y bailar al ritmo que proponen. Hay un espacio frente al escenario y no es para que pasen las personas precisamente, en ese lugar van a hacer pogo. Un tumulto de gente comienza a saltar frente al escenario.

The manuja’s man” es el tema con el que la banda cierra el concierto. La gente salta en el medio de la pista. Una pareja se besa frente a mí acompañando con fervor el ritmo de la música. Bebo el último trago de mi cerveza, pensando en volver temprano para poder estar al día siguiente en la fecha que se estaba organizando en el mismo lugar. Sin saber que esa mañana temprano cambiarían las cerraduras e iban a dejar a todos sin la posibilidad de compartir rock entre amigos

Asamblea Ciudadana

Sábado a la mañana me entero de la lamentable situación. Por disposición de la cúpula de ATE (Asociación de Trabajadores del Estado) el lugar se cerró para las actividades que allí se realizaban. “Juan González, Héctor Sommer y Feliciano “Chano” Romero decidieron que no se debía continuar con las transmisiones de la radio popular ni en la organización de encuentros culturales” dijo Joaquín Romero,. encargado del mantenimiento de la radio y del lugar. Decidió realizar una exposición en la policía ante esta situación. Dentro de la radio había equipamiento y objetos personales. Alrededor de cinco personas quedaron sin su fuente de trabajo. La Asamblea Ciudadana será un lugar abierto para todo público o no será.

Escucha Sapo del Espacio todos los viernes, desde las 20hs.



Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.