A veces hay que mirarse antes de salir de casa

Review de “LIMON – Una casa sin Espejos”

El primer disco de LIMON arranca con un ambiente Tameimpalesco, tripero, eso es la intro del disco “Desocultamiento en una casa sin espejos”, cuando estas entrando en clima arranca “Ahora”, viola rasgada en loop popero, estribillo cachty, corte de difusión e hijo perdido de The Strokes, espumante y sinte.

Lentos pajaros frios” entre caminando a paso pesado y cabizbajo, voces con delay, es una gran elección, te baja el hype del primer tema, ojo que te mete una puñalada en la cabeza, es un screamer.

Hay un laburo de voces, en ocasiones se sacrifica entendimiento por sonoridad, la voz como instrumento le gana a la voz como mensajera, son elecciones y tienen sus consecuencias.

La imagen puede contener: 2 personas

El fraseo de la viola en El disfraz es hermoso, no te lo quiero spoilear pero Los redondos meet Soda Stereo, pero en Palermo, es zona sodera. Se podría haber explotado mas, ahí pasa algo y hay una vocecita que invita al sinte a dar la vuelta a la manzana por el barrio, esas teclas quieren mas kiosco y menos bar con terracita.

Acá viene mi perla negra, arranca a sonar “Colombia” y dije “apa, mandamos todo a la mierda, pinta intimidad, vamos!” suena una guitarra acústica y la voz lejos, la voz en un espacio vació, es una habitación vieja, grandota… Entra la viola eléctrica y puntiaguda, tu vieja y vos con resaca, invade el clima, me la bajó, que te voy a decir, me la bajó, la compensa el estribillo pero cuando lo arranque a disfrutar entro otra viola rabiosa y chau, no me pude encontrar en el tema, progresivamente se va ensuciando cada vez mas, capas y capas.

“No nos vas a encontrar” no me sorprende pero me interesa que le den mas preponderancia a la letra, puede ser porque volvemos a la formula del rasgueo de “Ahora”, tiene un área experimental que seguramente atenta con la posibilidad de que sea un single o va a obligar a un radio edit. tuve que revisar si era el mismo tema cuando vuelve pero tiene alma de single, manito arriba.

Arranca “Amnesia” y ahí vuelvo a encontrarme, bellisimo puente, un estribillo con una melodía barbara que pega en la sien. Es mi tema favorito del disco. Hay que escucharlo, me parece que es todo lo que esta bien en la banda, es correctísimo, es un gran resumen de lo que es LIMON.

Cierra “Coordenadas” que lo siento todo lo contrario a “Amnesia”, el tema parece un pequeño rejunte, que no es lo mismo que resumen, es “y esto también lo queríamos hacer” me pierdo constantemente, tengo que ver 3 o 4 veces para ver si es el mismo tema, al no haber una fuerza en la letra, que me podría servir de hilo conductor, creo que podrían haberle puesto 3 nombres mas al tema y de 8 saltas a 11 tracks.

Da la sensación de que debajo de la pared de sonidos hay una banda de garage que pide mas flequillo, cuando se logre reconciliar el sinte y la viola más rifera, ahí va a haber magia. Limón todo el tiempo me esta tentando, tiene destellos de magia pero este disco no es Hogwarts… aunque no me equivoco diciendo que es la carta de admisión.

Una casa sin espejos es un buen disco, es un domingo con champagne o un sábado a la noche con Gancia.

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.