Cuadro, una banda que viene a romper barreras

La vamos a hacer corta: Agustín y Savo son dos pibes músicos que un día se dieron cuenta que tenían que empezar a tocar juntos.

Para la entrevista, llegaron al estudio puntuales, con un vasito de café cada uno, tirando en el camino mucho estilo y calidez. Agustín confesó (varias veces) que estaba nervioso, sin embargo, la charla se dio como si ya nos conociéramos de antes, en esas zapadas donde pibes como ellos se sienten en su salsa. Vienen a presentar Cuadro, esta nueva semilla que cuando suena, florece en forma de sonido fresco.

-¡Cómo empezaron este camino?

Savo- Esto comienza con un proyecto solista mio, luego se acopla Agustín y decidimos hacer música juntos, ya veníamos tocando la guitarra como amigos y salió esto de hacer un poco más serio ese proyecto, creamos esto y estamos dándole vida de a poquito.

Agustín– La unión que hubo al componer fue muy espontánea y hubo mucha química desde el primer momento, gustó mucho, entonces decidimos meterle para adelante y seguimos en eso, haciendo temas, empezando de a poco…

-Y largaron hace menos de una semana la banda…

Savo- Sí, ¡les estamos dando la primicia! Veníamos tocando hace un tiempo pero lo serio empezó hace un mes, y en el camino nos dimos cuenta que ni siquiera teníamos un nombre, no queríamos poner los nuestros y empezamos a buscar la imagen. Salió rapidísimo por suerte.

Agustin- También ahí surge la necesidad de grabarnos, teníamos las canciones en el aire y la idea era mostrarlas en las redes, por ahora son demos, va a sonar mucho mejor aun.

-Es una pregunta cliché pero es la primera vez que la van a responder como banda: ¿Cómo surge el nombre “Cuadro”?

Savo- De todos los nombres que le queríamos poner, que hubo muchos, salio Cuadro en un brainstorming, nuestra idea era “Salir del cuadro”, pero quedaba muy largo y al final lo resumimos en una sola palabra.

-Como se definirían ustedes?

Agustín- como genderless, no queremos tener un género definido, el género te marca cómo debería sonar tu música  y lo nuestro es más bien no fijarlo.

-Las letras también son muy profundas, Orbitar sobre todo me sorprendió, en la zona del NEA estamos acostumbrados a conocer muy bien lo que escuchamos, y ustedes vienen a romper con ese esquema.

Savo- Orbitar empieza hablando de la soledad, “solo te hace sentir más solo”, y nace de esa gente que te dice “qué suerte que tenés vos que estás solo”; refiriéndose a que no tenés hijos, novia, familia, todo lo que está normado tener… es como que al flaco le digan flaco y al gordo le digan gordo, es una protesta esa canción.

– ¿Qué proyecciones tienen para el 2019?

Agustín- La idea es tocar en vivo, por suerte ya tenemos propuestas en Asunción, también queremos sumar un baterista y un bajista porque está todo producido electrónicamente, es todo muy nuevo pero más adelante nos gustaría formar una banda completa, es todo producción propia.

-Cómo manejan el tema de producirse a ustedes mismos?

Savo- Para nosotros es bastante natural, los dos tenemos experiencia y al unirnos se unió eso también, salió todo muy rápido. Y en producción de imagen fuimos beneficiados con el arte de Maia Alcire que se encargó de las fotos, y las imágenes y el diseño fueron creadas por nosotros.

Al final de la entrevista, Savo felicita a Agustín por no ponerse nervioso. Sin dudas, nos merecemos escuchar más de esta banda, que representa un cambio de dirección de la música, un fenómeno que crece a nivel mundial con el surgimiento de artistas del nuevo milenio que reescriben la industria con cada canción.

La nueva generación de bandas genderles llegó al nordeste de la mano de Cuadro.

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.