Camilo Ignacio: “Ahora soy libre, feliz y listo, nadie me puede llamar de otra forma”

La Ley 26.743 de Identidad de Género se promulgó en nuestro país el 23 de mayo de 2012. La norma contempla el derecho de toda persona al reconocimiento de su identidad autopercibida, al desarrollo de su vida como la de cualquier otra y al trato respetuoso con su elección de género. Un reclamo tan justo y simple, como esencial para la vida de cualquier ciudadanx. A siete años de su aplicación efectiva, aprovechamos la oportunidad para charlar con Camilo Ignacio, un amigo, compañero y militante de los derechos de la comunidad LGBTTTIQ que recientemente y luego de muchas idas y vueltas, pudo acceder al derecho fundamental de la identidad.

-Hace unas semanas finalmente recibiste tu DNI con tu nombre y apellido, ¿cómo fue esa experiencia?

Al principio fue tedioso, por el tema burocrático, yo soy nacido en Chubut y mi partida de nacimiento está allá, al estar acá en Corrientes fue un quilombo. Fui al registro civil muchas veces, no me trataron muy bien al principio hasta que fui con gente de ATTTA (una organización que lucha por los derechos de la comunidad travesti y trans) y ahi se calmaron los malos tratos. Hablé con el director del registro civil y me dijo que se iba a poner las pilas con el personal. Y bueno, tuve que esperar como 3 meses a que me llegue la partida de nacimiento.

En sus redes sociales, Camilo celebra la llegada de su Documento nacional de Identidad con esta foto.

-Cuánto tiempo pasó desde ese papeleo hasta finalmente conseguir el DNI?

Yo empecé los trámites en noviembre del año pasado y el documento me llegó hace una semana, los primeros días de mayo.

-¿Y cómo te sentiste cuando llegó?

Y… La felicidad, me sentí un campeón. Valió la pena. Ahora soy yo completamente, antes me sentía como que… que vivía en una mentira. No se como explicarlo, cuando la gente me pregunta le decía eso, que vivía en una mentira. Ahora soy libre, feliz, y listo. Nadie me puede llamar de otra manera. Si no les gusta, y bueno.

-Sos padre, venís desde otra provincia y cuando llegaste tuviste que buscar trabajo. ¿Cómo viviste eso?

Yo estoy hace un año y medio en Corrientes y desde que llegué empecé a buscar trabajo, yo he sido mecánico, trabajé en cocina, fui peluquero, maquillador… Tuve muchos laburos. Estuve tirando curriculum en todos lados, me llamaron varias veces a entrevistas y ahí estaba el problema, cuando me veían y se daban cuenta que Camilo Ignacio tenía tetas, era un problema, la gente miraba como diciendo “¿qué es esto?”… acá falta mucha inclusión. Y bueno, al no conseguir trabajo dije ya fue, me pongo a trabajar con lo que sé hacer, yo desde los 15 años que soy peluquero y me puse a laburar de eso, estoy juntando la plata para poder abrir mi local.

-Tu emprendimiento se llama “Entre Tijeras”. ¿Qué significa el nombre?

(Risas) Queda en la imaginación de cada une.

-Antes de finalizar, quiero que hablemos un poco de tu hijo Thiago.

Titi es magnífico. Es el tipico pibe que la tiene super clara, ha puesto en su lugar a su maestra, a su directora… “el es mi papá y le vas a decir mi papá y listo”; les dice. Una vez una de las maestras me dijo “señora mamá”… no sabes, mi hijo se enfureció, se fue con toda la bronca a exigir en la escuela que esa maestra me deje de decir “mamá” porque soy su papá, fui su mamá pero ahora soy su papá y eso es lo único que a él le importa. Y lo veo mucho más feliz desde que le dije que soy trans, está mucho más abierto. El pibe siempre me sintió como su papá y no me lo quería decir nomás, estaba reprimido porque no me quería hacer sentir mal. Es un ser impresionante.

-Es un desafío además estar criando y educando lo que por el momento es un varón cisgénero, ¿te da miedo eso?

No sé si miedo, un poco de vértigo tal vez. Por suerte tiene claro que no es heterosexual, el me dijo que esta super seguro que es pansexual, que no le importa el genero ni nada, lo único que le importa es el amor. Que el día de mañana no sabe con quién va a compartir su vida, pero que seguramente va a ser un apersona que lo llene de amor y nada más, así que sí, tengo un hijo que a los 9 años ya sabe que es pansexual y lo dice.

Para contactar a Camilo por el servicio de peluquería, podés solicitar un turno al 379 4  550166.

91 Shares:
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

You May Also Like