9 años de Matrimonio Igualitario en Argentina (y en Corrientes)

Por Ivana Osuna

El 15 de julio de 2010, en el Congreso de la Nación se votaba la aprobación de una ley que posicionó al país en materia de derechos humanos: la Ley 26.618, públicamente bautizada “del Matrimonio Igualitario”. La belleza de lo simple brilla: se reemplaza “hombre y mujer” por “contrayentes” y con un acto tan pequeño pero significativo, se produce el derribo de una estructura histórica patriarcal y heteronormada. Una de las modificaciones en el derecho de familia más significativo desde la sanción del código civil.

Al mismo tiempo, Argentina se consagraba como el primer país de América Latina en sancionar una ley de este estilo. Esa madrugada del 15 de julio sucedió una de las sesiones más extensas que ha tenido el Congreso nacional. La logística voto a voto de todas las fuerzas para poder conseguir el número necesario para alcanzar la aprobación fue bastante reñida. En la Cámara de Diputados hubo 125 votos a favor, 109 en contra, 4 abstenciones y 16 ausentes. Repaso la lista de votos a favor y no puedo evitar sonreír ante el nombre de Nestor Kirchner. En Corrientes, hacían historia y se posicionaban del lado del bien ARETA, María Josefa, CHIENO, Maria Elena y PERIE, Hugo Rubén. 

Del otro lado, además de algunos nombres que se repiten y mantienen la huella de dinosaurio en el debate por el derecho al aborto, por Corrientes votaban en contra de la ampliación de derechos ARBO José Ameghino, FERNANDEZ Rodolfo Alfredo y PORTELA, Agustín Alberto. El diputado ASPIAZU, Lucio Bernardo, también de Corrientes, se abstuvo. Que sería lo mismo que votar en contra pero con un toque más de tibieza, ¿no?

En la Cámara de Senadores, la ley tuvo 33 votos a favor, 27 en contra, 3 abstenciones y hubo 9 ausentes. Por Corrientes, a favor votaba sólo el senador Eugenio Artaza (UCR). Sorpresivo. En contra, votaban lxs senadores José Roldán (UCR) y Josefina Meabe (Liberal). 

8 años después, y por primera vez en 40 años de historia de la institución, el Instituto de Vivienda de Corrientes entregaba la primer vivienda a un matrimonio del mismo sexo en el barrio Ponce. Guido y Roberto llevaban casados 4 años cuando, después de controles más rigurosos que al resto de las familias que reciben el beneficio, obtuvieron finalmente las llaves de su hogar. 

Hoy, el Juzgado de Menores Nº 3 de Corrientes determinó otorgar la guarda con fines de adopción de un niño de casi 4 meses, a un matrimonio compuesto por dos mujeres.El bebé se encontraba bajo la custodia del hogar Tía Amanda, donde esperaba una familia adoptiva. Pasados 6 meses, la pareja podrá proceder con los trámites de adopción. 

Que nos vengan a decir que luchar por nuestros derechos no vale la pena, que mejor callarse y dejar que el tiempo ponga todo en su lugar, si las organizaciones que se pusieron esta causa al hombro, que esperaron afuera del Congreso durante la votación con sus banderas y sus carteles hubiesen desistido, hoy Guido y Roberto no tendrían casa. Hoy habría un bebé viviendo un día más sin una familia que lo ame. 

Un derecho adquirido no sólo es una victoria para lxs oprimidxs: es también una oportunidad para seguir avanzando y lograr cada día una sociedad más justa donde podamos vivir todes, sin prejuicios ni violencias. Es un homenaje a todas aquellas personas que dedicaron sus vidas al activismo y que no pudieron ver el brillo de un derecho conquistado. 

Hace 9 años que vivimos en un país un poco más justo. No retrocedamos, no permitamos que nos apabullen. Sigamos militando el amor y la furia. 

11 Shares:
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

You May Also Like