Balance positivo de la aplicación de la ley IVE en Corrientes

Por Iván Benítez

Las áreas de maternidad de los hospitales “Angela Iglesia de Llano” y “José Ramón Vidal” de la ciudad de Corrientes llevan más de seis meses de aplicación de la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), con un balance “en general positivo”, a pesar de la objeción de la mayoría de los profesionales de otras localidades de la provincia.  Recientemente, se conformó el colectivo Salvemos miles de vidas, que busca aportar una mirada sobre la adecuada aplicación de esta legislación.

La doctora Fernanda Regnier, médica toco ginecóloga, integrante del colectivo de profesionales de la salud Salvemos miles de vidas, y del plantel del hospital Llano, dialogó con el programa Sin Aportes para graficar la situación correntina. Recordó como “tema escabroso” el aborto antes de que el año pasado se aprobara la IVE.

“La sensación que tengo en general es de un enorme alivio, porque como ginecóloga me ha pasado antes de la sanción de la ley que hayan venido mujeres a solicitar una interrupción del embarazo cuando era ilegal, y es una temática muy compleja, porque si ayudabas corrías el riesgo de perder la matrícula y de someterte a un juicio”, dijo la profesional.

También lamentó la carencia de profesionales que garanticen la ley IVE en otras localidades de Corrientes. “Hay muchísimos reclamos porque se encuentran con barreras para ser atendidas. Pasa principalmente en el interior de la provincia donde no hay profesionales que garanticen la aplicación. La vía correcta cuando se encuentran con un obstáculo es la línea al 0800-222-3444, que es el número de Salud Sexual y Reproductiva  de la Nación, que atienden las demandas de todas estas mujeres”, indicó Regnier.

“Esta es una provincia con un poco de resistencia, declarada provida en su momento, tuvimos algunos obstáculos y barreras al principio. respetando todas las posiciones y derechos de las personas tratamos que la ley se implemente”, agregó.

“El balance en general de los primeros seis meses es bastante positivo, porque a pesar de todo pudimos implementar la ley en los hospitales públicos (en las maternidades de los hospitales Vidal y Llano), por ahora no se cuenta con la atención IVE en los centros de salud”.

El camino de la legislación

Regnier detalló también: “En su mayoría, muchas de las mujeres vienen con miedo de que se les trate mal, que se les haga algún comentario hiriente, pero estamos aprendiendo a trabajar con esta temática, por mi parte y los pocos ginecólogos que garantizamos la IVE, no va haber absolutamente ninguna dificultad”.

A su vez, insistió en que “los profesionales del interior, casi en su totalidad, son objetores de conciencia. La ley no obliga a ninguna persona a realizarse a un aborto, ni a ningún ,médico a realizar un aborto si es objetor de conciencia”.

“Lo que estamos planteando con la aprobación de esta ley es si lo hacíamos en forma legal o clandestina, porque el aborto es algo que se viene realizando hace muchísimos años, incluso antes de que yo ejerciera la medicina. Terminaban lamentablemente con problemas de salud, con muertes, o con dificultades en su sistema reproductivo para volver a tener hijos”, recordó Regnier.

“Pero nunca esa objeción de conciencia debe ser una condición para obstaculizar el proceso de una IVE, que es un derecho adquirido por ley. Lo que sabe el profesional, en el caso de ser objetor de conciencia, lo que sí debe hacer es derivar a la persona a otro centro donde sí se le garantice y sin demoras”, manifestó la toco ginecóloga del hospital Llano de Corrientes.

Escuchá la entrevista completa:

2 Shares:
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

You May Also Like