Desde la Sade profundizan trabajos con jóvenes escritores

Como es costumbre desde la Sade Corrientes compartieron en Serendipia el trabajo de autores de la región. Claramente no se puede no dar lugar a la juventud que siguen su camino artístico, para ello la Sociedad Argentina de Escritores tiene un taller literario.

El taller que está a cargo de Rocío Palacio realizó una breve reseña para compartir con La Revista Cultural de la Mega 98.1. Uno de los que integran este taller es Ricardo Sánchez, es escritor y tiene 15 años. A continuación parte de su trabajo.

BESTIAS SUBTERRÁNEAS

Entre las sombras de un frío y húmedo alcantarillado se encontraba Michael,  tratando de esconderse de esas horrorosas criaturas que lo buscan y que también buscaban a sus amigos, por alguna desconocida razón, cuando de pronto escuchó una extraña respiración proveniente de la inmensa oscuridad. Seguidamente vio unos pequeños ojos rojos luminosos fijos, dirigidos hacia la dirección donde se hallaba.

Él no podría sentir mayor ansiedad de lo que le pudiera ocurrir si se quedara parado allí en ese sitio.

Sin pensar, por un momento, corrió lo más rápido que pudo, sin mirar atrás y tratando de buscar alguna posible salida. La criatura le habló con tono bajo.

-¡Ven a saludar a tu mejor amigo!

Un silencio permaneció en el lugar dejando a Michael confundido y perturbado por lo que había escuchado decir de esa temible voz que parecida a la de una persona familiar.

Cuando el joven llegó hasta el final de la alcantarilla, lo único que vio fue un lugar sin salida.

Al voltear, pudo advertir que la bestia estaba en el mismo espacio que él.

La criatura era de un color oscuro y con marcas faciales brillantes incluso sus ojos y dientes, unas enormes orejas similares a las de un murciélago y unos enormes brazos deformes con extensas garras.

El mismo le respondió al niño casi susurrando:

-Pronto seremos uno solo.

El chico solo podía pensar en una distracción mientras el monstruo se preparaba para atacar. Michael pensó en ese instante en esquivar por debajo a la criatura cuando saltara, escapar de allí, e ir en buscar de otra salida.

Un joven oficial escuchó los gritos de alguien que provenía de los alcantarillados. Al ingresar, solo encontró unas pequeñas botas con una nota de papel mojado, el cual con letras luminosas decía: “propiedad de mi mejor amigo Michael”.

1 Shares:
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

You May Also Like