El Cosquín Rock cumple 20 años de festivales ininterrumpidos y de crecimiento y expansión. Pero la historia comenzó tímidamente, hace dos décadas, con la intención de establecer en la Capital Nacional del Folklore -nada más y nada menos- un festival diferente.

La Próspero Molina fue el espacio elegido para el inicio de la historia allá en 2001. Ese espacio que acogió a los grandes cantores del folklore se abría a un nuevo género y a una nueva tradición que quería emerger. Los Piojos, Divididos, Bersuit Vergarabt y Las Pelotas fueron las bandas seleccionadas para ese experimento que tras el éxito, apostó por la continuidad.

Durante los siguientes tres años, el mismo escenario fue testigo de más bandas que empezaban a sumarse a la propuesta. Charly García, Fito Páez, Ataque 77, Catupecu Machu fueron las que se fueron sumando con el paso del tiempo.

En 2005 el festival cambió de sede y se mudó a la Comuna San Roque. Con el nuevo espacio llegaron nuevas bandas y la grilla se fue expandiendo. Los géneros empezaron a convivir y al rock se le sumaba hard rock, metal, electro dance y otros más. El público apostaba a la propuesta, los escenarios se diversificaron, comenzaron a crearse hangares y a pensarse en nuevas formas de dar comodidad al público que pasaba horas en el predio.

Ese público que muchas veces acampaba en la zona en esos días, pasaban horas, y muchas de ellas, mojados. El festival se caracteriza por mucho calor y también, por mucha lluvia. Han sido varias las ediciones en las que se pasó por todo tipo de situaciones climáticas. Pero lo cierto es que aún eso, es parte de la mística.

Con los años el Cosquín Rock se convirtió en un Festival de Verano con todas las letras. Edición tras edición más grande, más organizado y más extenso. En 2011 de la Comuna San Roque pasó al Aeródromo de Santa María de Punilla donde encontró -al menos hasta hoy- su ubicación permanente.

Espectáculos de acrobacia, salones para formato unplugged, espacios gastronómicos, puestos de hidratación, barberías. Todo eso fue incorporando el festival mientras expandía su grilla a cientos de bandas entre consagradas y emergentes, entre nacionales e internacionales. En la historia se sumaron nombres como CJ Ramone, The Offspring, The Wailers, Molotov, Calle 13 y tantos más.

Pasaron escándalos, tormentas, las inundaciones del 14 de febrero 2015, y tanto más en casi 20 años de historia. Con aciertos y errores, el tiempo de balance merece un festejo. Y ese festejo será el próximo 30 de noviembre en el lugar en donde todo inició: la Próspero Molina.

Formarán parte de la grilla algunas de las bandas que asistieron a la edición 2001 y habrá artistas sorpresa.

Lo recaudado en las entradas será a total beneficio del Hospital Armando Cima y la Dirección de Desarrollo Social de Cosquín.

Las entradas se encuentran ya disponibles a través de Edén Entradas en Disquerías Edén y vía web en www.edenentradas.com.ar

¡No te pierdas esta fiesta!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.