Oliver Kozlov: “Si no fuese comediante sería una persona muy triste”

En esta entrevista con Cristian Ramírez, el comediante nos cuenta de su vida, de sus proyectos, metas y sueños.

-¿Quién es Oliver Kozlov?

Es un alter ego, una excusa para decir cosas que Rubén no diría.

-Ah, Oliver Kozlov no es tu verdadero nombre…

No claro, es un seudónimo, pero que termina excediendo al nombre, mi nombre legal se ha transformado de cierto modo en un alias, porque todo el mundo, mi novia, mi suegra, mi vieja, todos me dicen Oliver… y Oliver nace como una excusa para salir de cierta rutina en la cual yo vivía, me había casado hace poco, entonces nace este nombre que primero uso en Youtube y después deriva al stand up donde empecé a formar una humilde, humildísima carrera, que es una excusa y una forma de decir las cosas que pienso en lugares donde mi alter ego no puede.

-Sos de Rosario, ¿cómo llegaste a Corrientes?

Yo empiezo con el Slam de Poesía con un grupo de amigues en Rosario, la conozco a Mana, a varias personas del circuito del Slam, contacto con gente de Santa fe y se forma un círculo muy copado. En marzo se hace el primer Slam Federal y me invitan a mi y a otra organizadora de Rosario, había pegado muy buena onda con el organizador de Corrientes, en julio de 2015 me invitan a participar del evento en Resistencia y me hospedo en la casa de él, participé en el Slam y aproveché también para actuar en un bar y ayudar con la organización del primer Slam de Corrientes. Volví a pasar las vacaciones en enero 2016, estuve un mes entero. Cuando vuelvo me surge un problema personal y en un mes me divorcio así que por mi salud mental agarré dos bolsitos y me vine a vivir a la casa de este pibe. En Corrientes fue el único lugar donde realmente me sentía cómodo. Corrientes es mi hogar.

-Haces stand up, comedia, poesía, radio, muchas cosas… ¿cómo decidiste que querías hacer todo eso?

Acá hay parte de una anécdota y una situación posterior: la anécdota es que cuando yo era muy pibe, acababa de empezar la secundaria, y empecé a hacer teatro por una chica que me gustaba obviamente, ella al final no hizo el taller de teatro pero yo me quedé muy copado, terminé actuando en dos obras y cantando. Para cuando fue la muestra de fin de año el pibe estaba en dos obras y encima cantaba un tema, cuando salgo al escenario por tercera vez escuché que varias personas decían “otra vez?” y ahí me di cuenta que uno no puede ser todo, tengo que elegir qué voy a hacer y en ese momento elegí ser músico. Tuve mi banda, pasó el tiempo y después arranco a hacer videos de youtube y stand up. Mucho tiempo después descubro a Mana Bugallo, que es mi mentora, inspiradora, musa y todo, ella es comediante, actriz, poeta y cantante y no se limita sino que disfruta hacerlo todo y lo hace todo bien, entonces ahí dije que yo también puedo hacer todo lo que quiera, yo después decido. Si me dejo de sentir cómodo haciendo algo, lo dejo de hacer. Pero yo soy mi propio límite, no dejo que otros sean el límite.

-¿Qué es la comedia para vos?

Es difícil de explicar… ¿Viste Pokemon? ¿Viste que tenias uno y depende de la piedra que usabas evolucionaba a algo diferente? Bueno, yo tengo la piedra de la comedia entonces, es lo que me transformó y me hizo evolucionar como persona, antes de la comedia yo era una persona completamente diferente, siempre fui tímido e introvertido y funcionó como un liberador, pude demostrar quién era. Me abrió la cabeza, me ofreció un montón de puntos de vista, me permitió repensar un montón de cosas, acercarme al veganismo, al feminismo, al progresismo, nada de eso  hubiese sucedido si no fuese por la comedia. Para mí fue un hachazo en la cabeza, me obligó a transformar la realidad y sobre todo es un arma, es una herramienta para enfrentarme a las cosas que no me gustan del mundo.

-¿Si no fueras comediante, qué serías?

Esa es una muy buena pregunta, no lo había pensado. Sería una persona muy triste, porque no lo expresaría, entonces no sé qué haría. Te estoy jodiendo la pregunta, porque no te respondo no sé, futbolista, pero es que no lo concibo porque sería no poder expresarme y eso para mí sería el mismísimo infierno.

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.