En la pandemia, el humor es el único que no se equivocó

Por Iván Benítez

El doctor en letras Cristian Palacios dialogó con el programa Sin aportes para explicar algunas de sus conclusiones en torno al estudio de la risa como fenómeno social e histórico. “Socialmente la risa tiene una función de descompresión social, pero también de castigo hacia quienes se salen de la norma, como el humor de los adolescentes, y un componente de venganza porque nos reímos de los poderosos”, precisó.

“Lo importante es no cancelar los temas”, advirtió el investigador del Conicet, y agregó que “el humor es el único que no se equivocó” sobre la pandemia. “El humor no niega la pandemia, lo terrible que muera gente y que haya problemas económicos. El humor reconoce que eso existe pero me permite negarme a que eso me haga mal”.

“Ojalá algún día gane el prode quien diga hoy no va haber más contagios”, opinó sobre el controversial juego del programa Sin aportes.

En cuanto a la diferencia entre seriedad y solemnidad en el tratamiento de los temas, Palacios aseguró: “El humor rompe los esquemas de solemnidad y permite pensar de manera seria, sin quitarle el peso de lo grave que es (la pandemia) y denunciar lo que pasa al rededor”.

Aportes

“Hay algo diabólico en el humor” dijo Palacios antes de citar al poeta Charles Baudelaire y recordar la controversia interna de la Iglesia Católica en torno de la risa.

“Cuando Aristóteles explica cómo se construye un chiste, usa los mismos elementos retóricos que los standuperos. Si bien el contenido de lo irrisible va cambiando, la forma de construir el gag no cambia demasiado”, indicó.

“Freud dice que el humor es uno de los mecanismos que los seres humanos usamos para lidiar con la realidad. Pero el humor es la única herramienta que no perjudica al organismo ni física ni psíquicamente. Es una droga dura que no te hace mal”.

Carnavales

“El carnaval originalmente invierte los roles sociales durante ese mes en el que dura, es una rebeldía de la cultura popular”, dijo Palacios al citar a Mijael Bajtín. Además planteó al respecto la postura de Humberto Eco que polemiza al plantear que “el carnaval mantiene dormidos a los pueblos”.

“El carnaval es posible porque existe un poder tan fuerte que lo mantiene durante un tiempo para que la gente descomprima y después pueda seguir. Esa excepción existe porque existe una norma”.

Palacios es Doctor de la Universidad de Buenos Aires, profesor de Enseñanza Media y Superior en Letras y licenciado en Letras.

 

Escuchá la entrevista completa: 

2 Shares:
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

You May Also Like