Juanse Buzó, stand up made in Paraguay

Juanse Buzó se cruza desde Paraguay, nuestro país hermano, para compartir con nosotros una noche de risas.

-¿Cómo es hacer comedia en Paraguay?

Estoy haciendo stand up desde 2012 y yo creo que es desafiante porque no es una profesión donde uno tiene laburo periódicamente sino que tiene que realizar sus proyectos para poder trabajar de esto. No tenes que esperar a que te llamen o te contraten, la autogestión es lo que funciona. Yo produzco, enseño, tengo un club de monólogos de humor y gracias a eso y a las funciones que hacemos a taquilla donde no se gana mucho dinero, surgen luego las contrataciones privadas, pero para eso tenes que estar en el ambiente, para que a la hora de que quieran contratar un show de stand up te reconozcan y te llamen. Paralelamente soy actor, son mis dos fuentes de ingreso. También soy abogado pero dejé la profesión, aunque para ser abogado tenía que actuar bastante.

-Dirigís el club de monólogos de humor de la Cooperativa Universitaria de Asunción. Contame sobre eso.

Nació en el año 2015, venia dando talleres desde el año anterior. En ese momento era como un boom aprender stand up pero después se desinfló. Presenté el proyecto a la cooperativa, les gustó, apoyan mucho las escuelas alternativas entonces metí un club de monólogos de humor. No le quiero denominar taller porque es algo permanente, es un club donde cada uno se va y aporta o acompaña desde donde está. Son dos horas por semana de febrero a diciembre. Es un espacio sagrado para mí, porque es donde los comediantes pueden presentar su material y recibir críticas constructivas.

-Participaste también de la Segunda Semana Internacional del Stand Up comedy en Medellín en 2018…

Sí, fue el festival internacional que organiza la escuela cómica del Aburrá, en Medellín, donde pude compartir escenario con distintos comediantes de latinoamérica y fue bastante interesante porque se intercambia mucho la cultura del stand up y como toman el humor en otros países, y es muy desafiante porque usamos muchas referencias locales y al salir de tu país, de tu zona de confort, tenes que empezar a adaptar el vocabulario. A mi me resulta mucho más fácil venir a argentina que a colombia, porque allá por ejemplo la palabra “pendejo” es peyorativa. Y hay cosas que cambian, detalles que hacen que se defina el humor en tus rutinas. Fue muy desafiante. En Argentina fue mucho más adaptable mi monólogo, me siento más cómodo. Me quedé con ganas de volver e intentar.

-¿Y de qué se va a tratar tu monólogo de esta noche?

Es un unipersonal que se llama Koré, es un término muy utilizado en Paraguay, como de lamento o de puteada, “Nderakore” es el término más largo. Cuando te sucede algo que te molesta, te sale de adentro. Es bastante variado, hablo de las peripecias de hacer stand up, de la diferencia entre paraguayos y argentinos, redes sociales, los prejuicios que tiene la gente con la marihuana y la homosexualidad, también de los moteles, los nombres de las modelos paraguayas y argentinas, hago una comparación porque eso es bastante particular, y de un fenómeno que nos identifica a todos en la región que es… el chupacabras.
Vení a ver a Juanse Buzó esta noche en Lo de mari (Belgrano 224), a las 22.

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.