“La música es una sola”

Divididos se presentó el sábado en la ciudad de Corrientes capital en el marco de su gira por los 35 años de trayectoria. Las vallas del Playón Boca Unidos de Avenida Costanera y Lamadrid fueron habilitadas a las 19:30 y el show comenzó a las 22:15. Interpretaron temas de toda su discografía y el grupo correntino Tajy se presentó como invitado especial.
Horas previas, la costanera se colmó de gente a la espera por entrar al lugar, mientras se veían puestos de venta con remeras y algunas latas de cerveza entre la multitud. A pesar de que las puertas se habilitaron a las 19, el público continuó llegando hasta pasadas las 22.
El ambiente era heterogéneo, desde padres con bebés en sus hombros hasta personas de la tercera edad. “Con 53 años vine a ver a Divididos” dijo Alejandra Humeres, al ver a todo el público presente. Además, gente de todos los costados de la provincia dijo presente. Se podían ver hasta banderas de Paraguay. La aplanadora del rock integrada por Ricardo Mollo, Diego Arnedo y Catriel Ciaravella había revolucionado por completo la capital correntina.
A las 22:30, se reprodujo un video en la pantalla grande con una aplanadora de protagonista, la cual recorría un gran pastizal. Desde ese momento, los visuales fueron una parte muy importante de la puesta en escena de la banda. Luego de terminado el video, los artistas salieron para comenzar a cantar y bailar junto a los espectadores. El show comenzó con la canción “Paisano de Hurlingham”, seguido por “Cuadros Colgados”, “Tanto Anteojo”, entre otros.
La segunda parte del espectáculo tuvo como foco a la acústica. Mollo, cantante principal de Divididos, interpretó “Spaghetti del Rock” y “Par Mil” con solo una guitarra y su voz. Este momento quedó marcado por las lágrimas y abrazos de los presentes; y besos por parte de algunos. Mismo sentimiento acompañado por los relámpagos que caían sobre las orillas del Paraná avecinando la lluvia.
Divididos interpretando “Sábado”
El espectáculo continuó con “Ortega y Gasés” presentando las vibras de chacarera. Continuaron con “Huelga de Amores” y “El Arriero”. El público estalló agitando las manos hacia el cielo, gozando de la presentación, pero también de estar tan cerca de sus ídolos. Otro momento que se vivió con emoción fueron los covers de las canciones “No Tan Distintos” y “La Rubia Tarada” de Sumo. Se vió una remera alzada al aire con la imagen de Luca Prodan que decia “Luca por Siempre”.
Al rededor de las 00 fue el turno de la canción “San Saltarín”, la cual interpretaron junto al grupo Tajy reemplazando el sonido original de la gaita por los suyos. María Belén Arriola en el violín, Alejandro “Tato” Ramírez y “Juanchi” Cabrera, ambos en acordeón, fueron ovacionados por el público desde el primer momento de salir a escena.
Luego de casi tres horas de show y sin lluvia, aunque con relámpagos fuertes, el show cerró con la canción “El Toro” de Alberto “Cambá” Castillo. Junto a Tajy, la aplanadora creó una peña chamamecera en pleno recital con varias parejas bailando y pogos eufóricos. Mollo finalizó la visita con la frase “La música es una sola”, destacando al rock y chamamé.
Al salir, el público copó las veredas de la Costanera Sur. Rodeada de risas, cantos y vasos de cerveza, fue una noche que más de uno recordará como la mejor de su vida. “Venir a verlos y hacer pogo con mi familia fue lo mejor de la noche” dijo Pablo Correa, uno de los espectadores del show.
La Aplanadora del Rock celebró sus 35 años de trayectoria con una gira que incluye su regreso al Estadio Vélez Sársfield con entradas agotadas con más de un mes de antelación. Luego de este multitudinario evento, el 1 de septiembre llegaron por primera vez al Movistar Arena de Buenos Aires.
Cobertura de Valentina Correa @valentinnacorrea
0 Shares:
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

You May Also Like