La noticia filmada: ¿informar o formar?

Por: Tatiana Ledesma Flores

Retomando la noción de los cuerpos y el movimiento en el cine, Eduardo Galak presentó una nueva columna en el programa, Sin Aportes. En esta oportunidad el profesor de Educación Física e investigador del CONICET trajo datos de columnas pasadas, para explicar los noticieros cinematográficos en nuestro país.

“En casi todo el mundo entre 1910 y 1930 cada vez que alguien iba a ver una película al cine, entre los primeros 8 y 10 minutos se proyectaba lo que se consideraba la noticia de la semana. Junto con los noticieros cinematográficos se editaban en un momento como revistas de los mismos noticieros,” inició explicando Galak.

En nuestro país esas revistas salían los jueves, bajo la particularidad de que si había ocurrido un incendio ese jueves por la mañana, a la tarde podían mostrar las imágenes de lo acontecido. El suceso de la semana era la edición de poder mostrar material audiovisual editado en menos de 10 horas.

“Se filmaba la noticia, se editaba y se mostraba en los cines durante toda la semana. Esta tecnología se calcula que nació en los últimos años del Siglo XIX y se materializa en los primeros años del Siglo XX”, comentó el investigador.

En este sentido, el empresario austríaco, Max Glucksmann, tiene una historia arraigada con el cine nacional. Filma junto a Eugenio Pi la primera película argentina, “La bandera argentina”, se rumorea que impulsó la carrera de Gardel y fue el dueño del ex-cine Grand Splendid (actual Galería Ateneo).

Creó en 1910 las proyecciones “Actualidades argentinas”, que tenían como protagonista a la clase más alta de la sociedad y era proyectada para esta misma clase justamente. Sucede que tanto filmar como ir al cine en la época era una actividad bastante cara, por ende no cualquiera podía acceder.

Las ediciones de la Segunda Guerra Mundial era la forma en la que el resto del mundo se enteraba de lo que estaba sucediendo en el conflicto bélico, por ejemplo. De la misma forma, cuando los hermanos Lumiere iniciaban en el mundo del cine, el empresario francés, Charles Pathé, empezó a abarcar el mercado de las noticias cinematográficas con las “actualités”.

Esto llevó a comprar las exclusividades del cine, para poder proyectar las noticias que se deseaban. “Hay una relación entre la industria cinematográfica y el capitalismo desde sus comienzos”, argumentó Galak.

Fue la primera vez que se pudo masificar una imagen en movimiento, compitiendo con los medios de comunicación de la época. “Desde la imagen del presidente hasta la de un deportista famoso moviéndose, es la primera vez que la gente lo podía ver”, explicó.

Se proyectaba mucha noticia política, que al ser mudo el film, no tenía relación con el discurso en sí sino con su presencia en determinados lugares, como inauguraciones o eventos de beneficencia. Presidente, líderes religiosos católicos y altos funcionarios del Ejército aparecían juntxs en las noticias cinematográficas. Se mostraba a la aristocracia, orden religiosos y mandato militar unidxs.
A la par aparecen pocas imágenes deportivas, pero sí de personas haciendo deportes. Militares entrenando, la clase alta practicando golf y hasta estudiantes en edad escolar haciendo actividad física en las instituciones.

¿Es la educación física tan importante en nuestro país como para que aparezca en las noticias?”, preguntó Galak. Y respondió que “No tanto, pero sí es importante entender que era muy atractivo para la cámara. Una persona sentada escribiendo no es interesante, una persona moviéndose sí”.

“Cuenten la cantidad de canales que hay de noticias, cuenten la cantidad de canales que hay infantiles, cuenten la cantidad de canales que hay deportivos, cuenten la cantidad de canales que hay sobre arte o cuestiones más de orden cultural. Fíjense que el deporte tiene mucho tiempo de pantalla, eso tiene que ver con que el cine o la televisión ponen a la imagen en movimiento como sus principales ejes”, concluyó

Escuchá la columna completa y enterate todos los detalles:

4 Shares:
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

You May Also Like