La Sala del Sol se prepara para su primera exposición del año

“Rojo frenesí, peregrinación de la Galería de las Promesas” inaugura el viernes 4 a las 19hs en la mítica sala del CCU ubicada en la esquina de Córdoba y 9 de julio. Es una muestra que reúne la obra de diversos artistas, coordinada y diseñada por Blas Aparecido, Javier Samaniego García, Cleopatra Barrios y Agustina Wetzel.

Rojo Frenesí congrega obras-ofrendas confeccionadas por artistas-promeseros de todo el país convocados por la Galería de las Promesas para venerar al Gauchito Antonio Gil; conforma también la primera estación presencial de una peregrinación federal que inició con acciones del laboratorio transmitidas a través de plataformas digitales en la vigilia del 8 de enero de 2021. Desde su génesis la propuesta de la Galería puso en tensión los límites que separan el mundo del arte y el ritual, de la obra y la ofrenda popular.

Los artistas que expondrán son: Blas Aparecido, Marina Aranda, Gonzalo Duro, Karina El Azem, Luciana Faccini, Natalia Gimenez, Andrea Ghilino, Lorenzo González, Sergio Gravier, Laura Grizia, Ignacio Fagúndez Polo, Roqa Libre, Laura Anabel  López,  César Panella, Julia Rossetti, Javier Samaniego García, Jorge Alberto Sánchez, Suindá (Ivana Jäger & Esteban Molina), Carlos Vivas.

Coordinadores de la galería + diseño expositivo: Blas Aparecido & Javier Samaniego García; Cleopatra Barrios & Agustina Wetzel.

Charla por Andrea Ghilino:

El día de la inauguración, a las 20hs tendrá lugar la charla “Gracias Gauchito Gil por la Hierofanía del rojo” a cargo de con Andrea Ghilino, artista promesera. Se propone dialogar sobre la experiencia de registro e investigación sostenida por la artista sobre Antonio Gil en el marco del proyecto “Hierofanía del rojo” sobre la cruzada que lleva adelante para que el Gauchito sea declarado patrimonio cultural inmaterial.

Andrea Ghilino es una artista promesera que hace más de diez años viaja por las rutas argentinas y fotografía los miles de altares ruteros del Gauchito Gil que pueblan las banquinas. Ella cuenta que en un viaje de Pinamar a Mar del Plata le llamó la atención cómo un altar conformaba una instalación sagrada de luces encendidas, superposición de colores rojos, cartas, velas y “gracias” al santo bordadas. Confiesa que desde entonces registra y aprecia estas ermitas como “toda una expresión de arte popular” en torno a las cuales desarrolla su arte y devoción.

2 Shares:
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

You May Also Like