“Los pescadores nos hablan de decenas de cuerpos arrojados al río”

Por Iván Benítez

La Justicia Federal abrió una convocatoria de investigación en Chaco y Corrientes para quienes puedan aportar información de fosas con cuerpos no identificados y vinculadas a lo que llamaron “embarcaciones de la muerte”. Sospechan de casos de personas desaparecidas y arrojadas al río Paraná durante la última dictadura cívico-militar.

El fiscal federal de la Unidad de Derechos Humanos de Resistencia, Diego Vigay, dialogó esta mañana con el programa Sin aportes, y explicó que hay tres casos definidos en el marco de las “embarcaciones de la muerte”.

“Los testimonios de pescadores, tanto de Empedrado y de las islas, nos hablan de decenas de cuerpos bajando por el río Paraná en esos años y que ellos, habiendo rescatados los primeros que vieron, fueron detenidos después por la Prefectura Naval, fueron golpeados e intimados a que no rescaten ningún cuerpo más. Coincide con la cantidad de desaparecidos que tenemos en Chaco y en Corrientes y que todavía los estamos buscando“, indicó Vigay.

Es una investigación que realizan fundamentalmente la Fiscalía de Corrientes, acompañada por la Unidad de Derechos Humanos de la Fiscalía Federal de Resistencia, vinculada con la búsqueda de personas desaparecidas y de tratar de ubicar fosas y tumbas NN que pudieran estar en esta región.

El contacto para aportar información en Corrientes es 03794330375 y en Resistencia 03794252793.

“Hace unos años se comenzó a reconstruir que muchos de los cuerpos de los desaparecidos de la región fueron arrojados a las aguas del río Paraná, a partir de la identificación de tres desaparecidos. El primero de ellos que fue reconocido e identificado es Rómulo Artieda, quien desapareció del centro clandestino del Regimiento de Infantería 9, en mayo de 1977. El segundo es Julio “Bocha” Pereyra, quien estaba desaparecido de la emblemática Masacre de Margarita Belén, el 13 de diciembre de 1976; y el último Carlos Teresecuk quien fue visto con vida por última vez en la Jefatura de Resistencia, a mediados de noviembre de 1976″, detalló el fiscal.

Crímenes en el Paraná

En los tres casos estaban enterrados como NN en el cementerio de Empedrado, habían sido rescatados en 1976-77 por pescadores de la zona. El médico forense declaró en el juicio de 2007 que todos los cuerpos eran de personas jóvenes que estaban desnudos, estaban atados con alambre, tenían disparos de gracia y un corte muy importante en el abdomen con la intención de fondear los cuerpos, que no flotaran. Además tenían cortadas las yemas para que no fueran identificados.

“Esos tres cuerpos fueron restituidos a sus familias. Por eso la información que cualquier persona pueda aportar para nosotros es muy importante y reparador para quienes están buscando a sus seres queridos”, manifestó Vigay.

Tanto en Corrientes como en Chaco todavía hay personas desaparecidas durante la última dictadura cívico-militar. Las listas de nombres están vinculadas a la Masacre de Margarita Belén que ocurrió entre noviembre y diciembre de 1976, a las Ligas Agrarias y al Partido Revolucionario de Trabajadores; así como al centro clandestino del Regimiento 9, y otros de los que se tiene datos de sus secuestros y se está tratando de reconstruir su destino.

Escuchá la entrevista completa:

 

1 Shares:
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

You May Also Like