“Muchxs creen que el cine porno nació en Argentina”

Por: Tatiana Ledesma Flores

Eduardo Galak, profesor de Educación física y docente del CONICET, dialogó una vez más con el programa Sin Aportes. En esta oportunidad su columna se basó en las sensaciones que generaban los primeros filmes y el cine nacional. Desglosó “Las operaciones del Dr. Posadas” y la primera película pornográfica argentina.

Explicó que el nacimiento del cine está plagado de debates respecto a su creación, pero de lo que no cabe duda es de lo que queda en la retina. En las primeras proyecciones las personas salían espantadas de las salas al sentir que el tren que estaba en la pantalla, se les venía encima.

“Lo importante es que el cine genera cosas, despierta cosas. Nos forma de alguna manera nuestras sensibilidades, nos aburre, nos divierte, nos apasiona, nos hace indiferentes. Esto también es una manera de relacionarnos”, afirma.
De la misma forma los orígenes del cine se relacionan con el teatro, de esta conexión surgen los llamados cines de feria. El concepto era ir a ver algo que generaba algún tipo de ilusión, por tal motivo se configuraba esto dentro del mundo de la magia.

La linterna mágica y las sombras chinas son algunos de los antecedentes cinematográficos en la creación de historias. De allí empiezan a surgir las películas mudas y en blanco y negro. Galak destaca que estos films eran grabados en cintas de nitrato que eran altamente inflamables y explosivas, por consiguiente en la proyección de estas primeras películas ocurrieron lamentablemente muchos accidentes.

“De todo lo que existía desde antes de 1930 nos llegó sólo un 10%”, detalló. Al ser tan delicadas las cintas, lamentablemente se perdieron el 90% de las producciones antiguas.

Aproximadamente en 1985 surge el cine y poco tiempo después llega a la Argentina. Tres años después se filma en Bs. As. “Las operaciones del Dr. Posadas”, la primera película en la que se graba una operación en el mundo. Las escenas tuvieron que ser al aire libre porque la luz del quirófano no era la apropiada y la película contiene placas intertextuales en las que se van explicando cuestiones científicas.

“Entonces se empieza a pensar que se puede mostrar el cuerpo, se puede mostrar una operación y se pueden educar las sensibilidades pedagógicamente a través de las imágenes. Es como un tutorial, como cuando querés saber algo y pones You Tube”, explicó Galak. Esto implica un paso importantísimo del cine de teatro con la magia y la ilusión a llevar cuestiones científicas al plano cinematográfico.
Al principio el cine tenía que ver muchísimo con los documentales, es decir, documentar algo para proyectarlo. En este sentido, en nuestro país después se filmaron una serie de micros educativos como “La mosca y sus peligros”.
Todos estas producciones eran de índole privada. Desde la década del ´30 con un fuerte afianzamiento en los ´50, el Estado se va a hacer cargo de la creación de varios filmes, la mayoría con fines educativos bajo el objetivo de ser mostrados en las escuelas.

Continuando con la columna, Galak desglosó uno de los grandes mitos cinematográficos argentinos. “Muchxs creen que el cine porno nació en Argentina”, expresó.

“Se trata de un filme que se cree que se hizo, o en la ribera de Quilmes en la provincia de Bs. As. o en Rosario, no hay datos concretos al respecto. “El satario” o “el sartorio” es un pequeño corto entre 4 y 5 minutos en los que una persona masculina con una máscara y completamente desnudo persigue a 6 mujeres, captura a una y tienen relaciones sexuales mostradas explícitamente en pantalla”, explicó.

El filme de 1907 estuvo perdido durante muchos años. Si bien después se encontraron producciones parecidas de orígenes más antiguos en otros países, por muchos años se creó que era el primero de esta categoría. Físicamente existen tres copias y está disponible en la web, pero en páginas pornográficas por lo explícito de la relación.

“Es un micro de 5 minutos pero tiene su trama. Es un sátiro que persigue seis mujeres, rapta a una, tienen relaciones sexuales pareciera que consentidas y después vienen las otras cinco mujeres desnudas pareciera a rescatarlo. Más allá de ser pornográfico tiene una historia, un argumento.” detalló

Y concluyó que “Sus placas intertextuales no están en español, se tiene la teoría que fue pensado para ser proyectado en el exterior. Habrían venido a filmarlo acá para luego ser mostrado a exhibicionistas en otros países, sobre todo en ámbitos privados.”

Escuchá el audio y conocé más detalles de los orígenes del cine en nuestro país:

8 Shares:
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

You May Also Like