Quiero creer que no nos olvidamos

Hace 22 años aparecía muerto el fotógrafo Jose Luis Cabezas

Argentina y sus dos caras. El poder y la opresión, la expresión y la censura, el corazón y el poder. La impunidad y las víctimas.

Los condenados por el crimen del fotógrafo José Luis Cabezas, hace 22 años en Pinamar, se encuentran actualmente eximidos de prisión y a esto se le suma que el autor material del hecho, el ex policía Gustavo Prellezo, está habilitado para ejercer como abogado.

Si tenes tres décadas encima o más seguramente recordaras lo que significó el auto incendiado en la costa argentina, la cara del fotógrafo por todo el país y Yabran. Las secuelas del Menemato comenzaban a salir a la luz, la impunidad  volvía a ratificarse y la mafia política estaba más firme que nunca.

Hoy, a 22 años del asesinato de Cabezas, pareciera que Argentina es la misma: casos no resueltos, muertes y políticos involucrados en crímenes de toda índole.


Nuestro país sigue dividido por el pasado. Jugamos a ser del primer mundo y jamás un juicio llego a tiempo. Partidos políticos vacíos de ideologías y repletos de personajes, gente que vota por afinidad y sabiduría con el diario del lunes. La guerra con tal de tener razón. 
A José Luis Cabezas lo prendieron fuego por sacar unas fotos y los responsables gozan de su libertad, Julio López no aparece y ni nadie se pregunta nada. La música mató casi doscientas personas y el poder no tuvo nada que ver. Los presidentes llegan a costa de adicciones y a nadie le importa, a Walter lo mato la policía y Carlos Saul estaba tan hasta las manos que le mataron el hijo. El triple crimen y la insólita búsqueda por Santa Fe, las preguntas del caso Nisman, y la lista interminable de poderosos, políticos y predicadores que no han podido aclarar sus asuntos. 
No alcanza con una foto, decir cosas en las redes y levantar estandartes solo para pertenecer; algún día vamos a tener que ir al frente de verdad. 
TODAVÍA QUEDAN MUCHOS YABRAN EN ARGENTINA.

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.