Alarma por la represión y muerte de dos jóvenes en las cárceles de Corrientes

Por Iván Benítez

Ezequiel García y Kevin Candia son los dos jóvenes muertos durante la pandemia en unidades penales de Corrientes. “Esta situación de muerte a patadas es la forma en que habitualmente el servicio penitenciario reprime un conflicto, que ameritaba una respuesta sanitaria, no palos”, dijo la coordinadora de la Red Provincial de Derechos Humanos, Hilda Presman.

“La principal causa de muerte por represión estatal acá se da en contextos de encierros, junto con el abandono de persona”, insistió Presman esta mañana, en diálogo con el programa Sin Aportes.

El informe médico determinó que Ezequiel García, de 20 años, murió como consecuencia de los golpes recibidos dentro del penal el pasado 13 de enero. Hay ocho penitenciarios imputados, pero permanecen en libertad hasta el momento.

“Nos preocupa que en este año de circunstancias extraordinarias por la pandemia de coronavirus se han producido dos hechos de una magnitud y una violencia terrible en las unidades penales. Uno es el de Ezequiel García, y el otro de Kevin Candia”.

“Curiosamente el hecho de Ezequiel García, el 13 de enero, se produjo exactamente 9 años después de otra represión violenta en la Unidad Penal Nº 6, cuando mataron en las mismas circunstancias a Raúl Abel Sánchez en 2012. Prácticas que son parte de las rutinas penitenciarias, esto hay que exigir a las instituciones estatales que no se vuelvan a repetir”, indicó la referente local de derechos humanos.

Justicia en contextos de encierro

“El servicio penitenciario delegó todo el funcionamiento represivo en las fuerzas policiales, con toda la metodología de la represión a mansalva”, recordó Presman.

“En la medida que no haya una sanción ejemplificadora para el autor material o para el directivo que ordenó el ingreso de la policía a reprimir, estos hechos se suceden y saben que va con camino a impunidad”, reclamó.

“La justicia en estos casos no llega por derecho propio. En estos casos es un ejercicio de imposición, se gana”.

También pudo definir al aire la situación actual de las personas en contextos de encierro: “Todos estos hechos están dirigidos a el mismo perfil que puebla las cárceles: chicos jóvenes de barrio, que tiene la edad de Ezequiel, con consumo conflictivo de sustancias, con falta de acceso a vivienda y salud, donde la respuesta es penal y no sanitaria. Las cárceles están pobladas por personas menores de 35 años, con educación primaria incompleta, sin trabajo al momento de la detención y la condena”.

Escuchá la entrevista completa: 

 

14 Shares:
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

You May Also Like