ALHS: Uso y goce de las playas públicas

Este último martes por la tarde se conoció un dictamen judicial que “exige a la Municipalidad de Corrientes
que garantice el uso y goce de las playas para la temporada de verano a cuyo fin deberá circunscribir los permisos y habilitaciones de negocios y paradores en la línea costera respetando las normativas vigentes”.

A raíz de esto, A LA HORA SEÑALADA conversó al aire con la doctora Anahí Limdstrom, asesora jurídica de las y los

Defensores de los Espacios Públicos Costeros – Corrientes, uno de los colectivos que vienen batallando en contra de la privatización de las costaneras.
Al respecto Lindstrom dijo que “la decisión judicial ordena a los paradores y a la Municipalidad también por supuesto, que de ninguna manera obstaculicen el acceso y uso de la playa como lugar público, como lugar de uso y disfrute colectivo, como espacio verde de la ciudad también, y como transito ambiental también entre la ciudad y la naturaleza”.
“No creo que esté en duda el acatamiento de la orden, la orden es clara y ellos deben cumplir, tanto la municipalidad como los paradores, incluso lo que se le pide también al municipio es que mande todos los expedientes de habilitación de esos paradores que es información, que si bien es información pública, en general no está pública y las veces que la hemos solicitado no la dan. Ahora se les está ordenando que manden toda la información, ahí vamos a saber en realidad que espacios le han otorgado a los paradores, y que espacios los paradores están usurpando, todo es usurpación ahí pero más allá de eso, qué espacio están usurpando incluso del permiso que el municipio les ha dado, porque los paradores empiezan con un espacio pequeño que el municipio les otorga para poder vender etcéteras en la playa, después empiezan a poner camastros, a poner sillas-mesas y ocupan toda la playa aprovechando también que en este momento con el tema de la pandemia hay poca gente, entonces se aprovechan de esa situación como para hacer uso y abuso del espacio público. Damos por hecho que tienen que acatar” afirmó la abogada.
Entre otros conceptos Limdstrom también hizo referencia al fenomenal negocio inmobiliario que desde la Municipalidad de corrientes se está ejecutando en diversas zonas de la ciudad, y que la mayoría tienen como protagonistas y beneficiarios a funcionarios de la misma gestión. Y obviamente mencionó el “paseo de compras” proyectado en la desembocadura del arroyo Limita, hoy taponado por haber rellenado el lugar, contra natura, para construir un shopping, emprendimiento que se le adjudica a varios clanes del “poder real” de la provincia.
2 Shares:
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

You May Also Like