Jugadores y sus fichas: ¿los espacios culturales victimas de un juego?

Por Meli Echeverría

El Patio Cultural fue clausurado minutos antes de la medianoche del sábado, después de que un policía inspeccionó el lugar y determinó que había aglomeración de personas. Desde el espacio aseguraron que se trató de una medida “errónea y arbitraria”.

“Mutamos para subsistir”, dijo José Acevedo para Sin Aportes.

Hasta ahí son hechos, ahora bienvenides a una nota de opinión.

Quizás tenga que ver con el medio en que me desempeño o con mi ideal de comunicación pero siempre sentí como bien mayor defender un patrimonio local que va más allá de los juegos de los cuales muchos sectores de nuestra provincia son parte. ¿Sectores? Muchos, ¿Jugadores del juego? Unos pocos.

Los hilos de este juego casi macabro están manejados por pocos apellidos, pocos hombres, quizás hasta solo una o dos familias y cuando nos dimos cuenta Corrientes se convirtió tablero de un juego rarísimo. A veces siento que estoy viendo un híbrido de House of Cards, Games of Thrones y Casados con Hijos.

Me visualizo a algunos sectores como fichas de un tablero y desde que el juego comenzó las fichas más perjudiciales fueron los medios de comunicación. Siento que muchos culpan a todxs lxs periodistas correntinxs, cuando en realidad lxs que nos están dejando en ridículo son unxs pocos que tienen los micrófonos comprados con plata de estos jugadores, de estos apellidos, de estas familias.

Nuestra provincia es casa de periodistas capaces, formados y con todos los títulos que tanto hacen babear a muchos, pero estxs no son, casi en ningún caso, las fichas del juego. Estas fichas usan micrófonos, estudios, hasta una mesa que esta a nombre de alguien, que a su vez es otra ficha que compra cosas para un jugador, que con una mano enguantada pone la biyuya, pero no la firma. Y es así como personas nefastas tienen micrófonos prendidos delante de ellas. Y es así como siendo fichas. Terminan cumpliendo su parte que es hacer malabares con pelotas de colores y maltratar al aire a uno de los sectores más golpeado de nuestra provincia.

¿Puede una radio independiente, que está fuera de este tablero con muchas piezas y pocos jugadores, hacer alusión a un programa específico, de un medio específico que está lleno de fichas de uno de los jugadores? ¿Podría este medio independiente y bancado por jóvenes sobrevivir a algo así, sin una sola ficha en el juego y sin un solo jugador que lo aguante y cuide? Probablemente no, y es por eso que lo estoy escribiendo en primera persona, arriba esta mi nombre por si lo quieren usar para alguna esquelita o una carta documento.

Como comunicadora quizás no cuente con la infraestructura, el estudio o la biyuya ajena, pero así como Néstor habló con 2 vecinos hace unos días y le dijeron que el volumen era alto, en estos años hablé con muchos artistas, músicxs, investigadores, periodistas, que pasaron por muchos medios locales y coincidimos todxs en un punto. Falta algo en los medios correntinos: respeto humano e interés por las personas.

Creo que es hora en este texto de hacer alusión al nefasto programa en el que Beto Cabrera vivio un momento horrible al aire, momento que repudio y que me avergüenza. PuntoxPunto, conducido por Jorge López Desimoni y Nestor Busemi que sale al aire por un medio correntino, está haciendo dulce de la situación más critica de nuestros espacios culturales y usando algo tan grave como la pandemia y las muertes para dejar mal parado a trabajadores que cumplen todos y cada uno de los protocolos establecidos. No hicieron más que violentar y con mucha desinformación y mala leche, buscaron dejarlo mal a él y un grupo de laburo que está sobreviviendo.

Me interesa a mí y le interesa a muchísima gente saber el por qué del agravio, el por qué de la violencia, el por qué hoy los espacios culturales son víctimas del tira y afloje de la típica forma de “jugar” en Corrientes.

Yo no tengo idea como se juega este juego, yo produzco en radio, escribo, edito cosas, manejo redes y a veces hablo delante de un micrófono. Soy totalmente ajena al juego macabro que están jugando otros medios. Pero aprendí dos cosas en los pocos años trabajando en uno: lo que sea que te ofrezcan a cambio que te olvides que detrás de todo hay personas, no lo vale. Lo que sea que le estén dando a ese programa por maltratar de esa forma a alguien, que tan amablemente los elige para hablar, no vale. No vale sea lo que sea que estén poniendo. Esa plata se va con los jugadores del juego. Las promesas se esfuman con cada casillero que queda atrás, el tablero cambia y la pequeña pieza que quieren hacer de nosotrxs, lxs comunicadores, van siendo descartadas. Cuál fichitas acumuladas que van quedando desgastadas, somos tiradas y se busca otra, porque siempre hay otra ficha más barata y fácil de conseguir.

Les invito a ver la nota que hicieron y a apreciar el momento exacto donde se ve como la ficha se mueve y como se nota la mano de algún jugador moviéndola. Importante: miren bien porque solo se pueden ver fichas en el video y nadie sabe cuanto tiempo van a durar.

Hoy lugares como el Patio Cultural vienen haciendo algo que ningún órgano local hace, incluso antes de la pandemia, que es darle lugar a expresiones culturales que salen de los dos grandes negocios que tienen los jugadores de este juego. ¿Comenzó a molestarle eso? Que casualidad que sea año electoral, ¿será que algún jugador está en campaña?

Es claro que hay favoritos, hay cultura que les sirve más que otra. Pero duele, ofende y duele ver la violencia y el maltrato desde un encare tan tendencioso por parte de un programa local a una persona que representa a un grupo de trabajo que hace años viene remando en este tablero lleno de casilleros con trampa.

Pero tranquilxs, esto no hace más que avivar las ganas, no hace más darnos la pauta de que tenemos que decirlo más fuerte, que tenemos que seguir bancando lo que hay que bancar. No somos lxs jugadores, no somos los que tenemos la biyuya, no somos ni siquiera fichas de ese juego, pero somos varias y estamos, bancamos y nos encargamos de comunicarlo.

Dejen de intentar silenciar espacios culturales alternativos a cambio de una reelección. Siempre vamos a encontrar otra forma de hacernos oír porque la biyuya y su juego no nos interesa.

 

 

Clausuraron El Patio Cultural por denuncias al 911

 

15 Shares:
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

You May Also Like