La Cueva: amigos, rock y hasta la barba

Por Andrés Darío Ramírez

Sábado a la noche, mucho movimiento en las calles. Me reúno con amigos para disfrutar de un asado y festejar que el hombre llegó a la luna. La luna creciente se deja ver en el cielo despejado, como si estuviésemos todos de acuerdo la noche no está fresco ni caluroso. Luego de haber compartido la comida, me preparo para ir al recital del cumpleaños de Hasta la Barba. Me dan muchas ganas de quedarme, motivos sobraban, pero al salir y dirigirme a la parada pienso en la hermosa velada, en los otros amigos que me esperan y cuánto me gustaría poder estar en todos lados. Pero me voy dispuesto a pasar una buena jornada.

Me reúno con un amigo en la plaza Vera, de ahí a unas pocas cuadras vamos a tomar el 108 que nos va a dejar cerca del recital. Me dice que esperemos unos minutos que va a llegar su “cucusita”, me río por la expresión utilizada. No sé mucho acerca de dónde van a tocar. Unos días antes hablé con Osmar, el bajista de la banda, buscando lugares para festejar el cumple de la banda. Eso fue todo lo que escuché. El colectivo pasa por debajo del puente General Belgrano donde se está llevando también un encuentro cultural. En el marco de la inauguración de murales hechos en los pilares que sostiene el puente, hay bandas esta noche. Son cerca de las doce, bajamos del colectivo y nos tomó unos minutos orientar hacia dónde ir. General Paz 748 es la dirección que dice en el flyer. Vemos un grupo de gente parada en la vereda, suponemos que es allí pero al ver la numeración nos damos cuenta que es enfrente. Cruzamos la calle y nos paramos afuera, es una casa con un portón a lo ancho del terreno que nos deja ver el patio delantero. Allí nos recibe gente del lugar, sentados en unas sillas de jardín, parece que solamente son personas disfrutando de la noche. Pasamos por la entrada del garaje que conecta con el patio. Un piso de baldosas rojas separa el pasillo del piso de tierra que cubre el patio. A mitad del lugar un árbol de mango enorme cubierto de otras plantas recibe a los invitados. El lugar es abierto y al fondo rodeado de plantas. Un lapacho enorme y muchas plantas de jardín componen la flora del lugar. Al fondo de todo, iluminado por unas luces de navidad y otras de esas luces que giran solas, hay un quincho. Una bandera de Argentina con la frase “La otra vereda” colgada de un lado por la pared y del otro a una escalera de madera. A la derecha la parrilla configura ese escenario hogareño donde la banda ofrece la fiesta de su cumpleaños.

En la vereda comienzan a juntarse más personas, me encuentro cerca del tumulto con Pablo Testi, el dueño del lugar. Me cuenta que hace cuatro años funciona su casa como lugar de encuentro, muchos eventos lleva realizado allí. “La idea del lugar es que haya un espacio para compartir con las bandas, promover su trabajo a la vez que me ayudan a mantener esto.” Me comenta cuando se acerca su socio David Gonzalez que ellos tienen una banda y siempre se juntan allí a tocar. No logro imaginar un ensayo en el quincho. “Yo lo llamo La cueva del rock y la idea es que sea un lugar abierto, económico. El fin es compartir entre bandas, por eso los precios son económicos porque el fin es dar a conocer el trabajo de las bandas y pasarla bien.”

Abren el recital La Simpa, banda que demuestra poder adaptarse a cualquier situación. Se convirtieron en un power trío a falta de su cantante y con temas de Viejas Locas prepara a la gente para la fiesta que se viene. Se suma en algunos temas Luigi el cantante y Tito Viñales el saxofonista de Hasta la Barba y se mezclan en un show que moviliza a los presentes. La gente baila, bebe y fuma, el lugar comienza a tener forma de jolgorio. Entre ambas bandas comparten un integrante, Angelito el guitarrista toca en los dos grupos y se nota el compañerismo. Cerraron el show luego de que Angelito dijera al micrófono “vamos a tocar con la barba pué”.
Se acomoda la banda, de a poco cada uno ocupa su lugar y prepara sus instrumentos. Hasta la Barba anuncia que esta vez su banda no contará con Osmar el bajista que se accidentó la noche anterior. Al verlo al cantante logro ver un tono en su remera de un color que me pareció familiar. Cuando van a comenzar a tocar el cantante pide que se acerquen más, un grupo que se encontraban de cuatro pibes se acercan y comienzan a intercambiar chistes con el cantante “sacate esa camiseta y vas a llenar acá” le dice uno. El cantante replica “que van a saber ustedes sobre llenar.” Entre risas siguieron un par de chicanas más y ahí me doy cuenta, tenía puesta una camiseta de Mandiyú. El grupo está compuesto por Juan Angel “Kapanga” Fernandez en la guitarra, Luigi Pannunzio en voz, Mauro Gimenez en batería, Fernando Ariel Alarcón en teclado, Tito Viñales en el Saxo y Ale Sessin en la trompeta.

Al cuarto tema hacen una pausa, un ausente se presenta en el lugar. Con el bajo en el estuche y la cara tapada. Una nueva energía se apodera del lugar, ahora la celebración está completa. La banda comenzó como la mayoría que sueñan con hacer lo que más les gusta. Conociendo gente que comparte sus mismos gustos, algunas zapadas, humo y cervezas de por medio. Ocho años pasaron, supieron estar presentes en grandes eventos como el Taraguí Rock la Fiesta Nacional de la Naranja entre otros grandes escenarios. Hasta la Barba es una banda que tocan Ska, Reggae, Rock y a fuerza de grandes fiestas lograron generar algo en multitudes que acuden a cada uno de sus presentaciones.

Son las cinco de la mañana, el cielo algo nublado se empieza a tornar rojizo. El sol comienza a asomar en el horizonte como queriendo ser parte del cumpleaños. Hasta la Barba se despide y los músicos dejan sus instrumentos para fundirse en un abrazo que demuestra la buena onda que hay entre todos. También saludan al público. Me dirijo de nuevo a la parada de colectivo. Pienso a mi regreso la noche que pasé junto con amigos y alta música. En cuánto falta seguir apoyando las bandas locales y el esfuerzo que éstos hacen para que el rock correntino siga creciendo. ¡Gracias por la noche Hasta la Barba y feliz cumpleaños!

1 Shares:
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

You May Also Like