Gripezinha não tem fim: escándalo en Brasil por el sobre precio de vacunas

Por Tatiana Ledesma Flores

La presidencia de Jair Bolsonaro sigue siendo foco de polémicas. Por tal motivo, se conformó una Comisión Parlamentaria (CPI), dependiente del Congreso de Brasil para investigar el accionar del presidente y su gabinete durante la pandemia. Desde Sin Aportes dialogaron con la periodista, Camila Hammes, para que comente sobre la situación.

Sucede que se acusa a Bolsonaro de incitar a lxs brasilerxs a contagiarse para lograr así la inmunidad de rebaño. Esta hipótesis derivó en la posibilidad de un impeachment que lo lleve a él, a su ex-ministro de salud y a todo su equipo a juicio político por el mal manejo de la situación y por otras cuestiones ilegales que habrían surgido durante la investigación.

“Esta CPI está trabajando en los últimos meses para verificar las cuestiones de la gestión del Gobierno de Bolsonaro en la pandemia. Todos los días tenemos nuevas denuncias, porque es un esquema muy complejo de corrupción y de otras cosas”, explicó Camila.

El último escándalo tiene como eje las vacunas Covaxin. El Gobierno del hermano país habría intentado comprar 20 millones de dosis por un valor aproximado de 1.600 millones de reales. Este monto implica un sobre precio mayor al 1000%.

“Los documentos obtenidos por la CPI remarcan que el precio estaba estimado en un valor de casi US$15 por vacuna, lo que implica entre 80-70 reales. El precio es superior al previsto por la empresa que estaba fabricando el producto y la compra no se concretó porque salió el escándalo antes”, detalló la periodista.

Sin embargo, no es el único alboroto en tema de vacunas. Otro funcionario habría pedido una coima de US$1 de retorno por cada dosis aplicada de AstraZeneca. Las compras de este laboratorio iban a ser de 400 millones, lo que implicaba un enorme soborno.
Todavía no se sabe cuáles van a ser los resultados de las investigaciones de la CPI. Hay mucha gente que cree que se va a llegar al impeachment y muchxs otrxs que consideran que esto no va a quedar en nada, que se van a hacer las denuncias, que habrá discusiones en el Congreso pero que quedará en nada”, comentó.

El pasado sábado fue la tercera movilización, lo que contabiliza 35 días desde que la población brasilera decidió no quedarse con los brazos cruzados ante esta situación. Miles de personas en 300 ciudades de todo el país se movilizaron.

“Hay muchos partidos y sectores de la población que todavía apoyan a Bolsonaro. Ellos dicen: si hay vacunas y tienen miedo de la Copa América, es porque ustedes no creen en las vacunas”, dijo Camilhe refiriéndose a la realización de este evento en Brasil. Cabe destacar que el porcentaje de desaprobación de la gestión presidencial alcanza sólo el 30%, menos de la mitad.

Escuchá la entrevista completa y enterate de más detalles:

1 Shares:
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

You May Also Like