Construcción social de los cuerpos y el lugar de los deportes en la educación

Por Iván Benítez

El investigador y profesor de educación física, Eduardo Galak, propuso herramientas para pensar las prácticas, los juegos escolares y los deportes en relación a la formación de ciudadanía. “Esas construcciones también condicionan las maneras de deconstruirnos”, dijo Galak en referencia a las divisiones de género en las clases.
“En general, el deporte es masculino. Hay una normalización de que lo masculino es lo correcto, y lo femenino es una cosa aparte. Lo mismo ocurre con los deportes para discapacitados”, observó el investigador del Conicet en diálogo con el programa Sin aportes.
Frente a ello, Galak agregó: “Lo interesante es ver cómo en otras culturas eso funciona de manera diferente. En Estado Unidos el fútbol (soccer) está asociado a la práctica femenina, como el rugby en Brasil. En esas hilachas sociales hay construcciones que operan legitimando unos cuerpos y deslegitimando otros”.
“Mis investigaciones se refieren a ver cómo distintas prácticas físicas configuran sentido sobre nuestros cuerpos. Por ejemplo, el hecho de que en nuestras sociedades existe todavía un sentido patriarcal- normativo con respecto del género masculino sobre el femenino”, detalló.

Genealogía y función

El profesor indicó que “la historia de la educación física nace dándole la espalda a los deportes, inclusive criticandolos. Nace con dos principales contenidos: la gimnasia (como una manera científica de moverse) y los juegos (atractivos y de trabajos psicomotricistas)”.
“La escuela le lavó la cara a los deportes para trabajar la solidaridad, el compañerismo, el respeto por las reglas”, dijo Galak como contracara de las trampas y el doping. “La escuela no tiene que sacar deportistas, tiene que formar ciudadanos”, insistió.
Galak es además doctor en Ciencias Sociales y magíster en Educación Corporal.

Clases virtuales

“Al comienzo de la pandemia, cuando la escuela tuvo que acomodarse a este mundo de la virtualización, la educación física tuvo un rol significativo sobre todo en jardín y primaria: los primeros contactos que tuvieron los niños y las niñas fueron esas clases”, expuso el académico.
“En la secundaria muchos y muchas adolescentes, con la virtualización y al ser las clases individuales, sí hacían educación física”, advirtió, para señalar las problemáticas de bullying y las diferencias con las clases presenciales.
“Hay que volver a resignificar los espacios, pensar qué hacemos en cada una de las clases y comprender que la educación física no es puro divertimento, sino que tiene un lugar central en el aprendizaje de nuestros cuerpos y en los modos de socialización”, concluyó Galak.

Escucha la entrevista completa acá:

98 Shares:
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

You May Also Like