Paraguay: “el pueblo ya identifica al Partido Colorado como el problema”

Por: Meli Echeverria

Desde Sin Aportes, nos comunicamos con María Belén González desde Asunción para hablar sobre la situación actual de Paraguay.

Las protestas y manifestaciones auto convocadas diarias llegaron a cumplir casi un mes. Hace una semana disminuyeron debido a las restricciones de horario por la cuarentena obligatoria. “También tiene que ver mucho con el contexto político, cuando iniciaron las protestas hubo un acierto apoyo dentro de la ANR. Mario Abdo es presidente del país pero el Partido Colorado (ANR) partido que esta ahora en el poder esta fraccionado. El ex presidente de Paraguay (Horacio Cartes), que tiene muchos medios de comunicación, estuvo apoyando las manifestaciones y varios medios estuvieron cubriendo.”

La primer cobertura de los medios y la visibilidad de las protestas pareciera no más que una interna en el mismo partido que gobierna Paraguay hace 70 años. Así no como el despertar del pueblo paraguayo “El hartazgo de la gente es real, no es algo armado, hay muchísima gente que esta cansada” dijo Belén esta mañana.

“Hoy las manifestaciones vienen de toda la población, no de una interna. Pero los medios lo cubren más porque se les fue de la mano, ahora el pueblo ya identifica al partido colorado como el problema.”

 

A las protestas auto-convocadas y organizadas por redes sociales, se acercaron también organizaciones campesinas. Se hicieron varios cortes de rutas y se replico en distintos lugares del país como Encarnación o Alto Paraná. Hubieron fuertes represiones por parte del gobierno, desde balines de goma y de plomo en los distintos puntos donde se convocaba a las protestas.

Una crisis política que estalló.

El año pasado el país solamente contaba con apenas 15 camas de internación con capacidad de recibir a pacientes infectados por el COVID-19. Así también, el Ministerio de Salud no contaba con insumos de higiene para los centros asistenciales y equipos de protección personal para los trabajadores de la salud. Para hacer frente a estas falencias y minimizar el impacto de la crisis provocada por el Covid-19, el Estado paraguayo, como no disponía de dinero su caja, recurrió a préstamos internacionales por un valor total de USD 1.600 millones.

Según informes, los recursos provenientes del préstamo de emergencia iban a servir para fortalecer el sistema de salud para la lucha contra el brote del Covid-19 en el país. Con ese fin, se debía destinar más de USD 500 millones al Ministerio de Salud para la duplicación de camas para terapias intensivas; inversión para insumos hospitalarios; adquisición de más reactivos para aumentar las pruebas que detectan el Covid-19 y bonificaciones para los trabajadores de blanco. Además, otros US$ 300 millones se iba a destinar a los sectores sociales donde se brindaría asistencia a aproximadamente a 1.500.000 trabajadores afectados y los restos para otras instituciones.

Un año después el pueblo paraguayo se sigue preguntando donde esta ese dinero.

“La gente quiere saber porque no llegamos a mil camas de terapia intensiva. Somos un país de 8 millones de habitantes y no hay camas, no hay medicamentos. Los medicamentos son muy costosos, el estado no esta costeando eso ni las vacunas. Es increíble como el gobierno esta muy desorientado, muy desinteresado” dijo González.

La gente esta cansada y totalmente segura de la causa de sus problemas es el partido colorado, el mismo que sostuvo una dictadura “Es el partido responsable de estos 70 años de desidia en la que nos tienen al Paraguay. La gente ya sabe que no es su culpa, sabe que si el gobierno hacia bien su trabajo no íbamos a estar en este colapso del sistema sanitario.”

 

La criminalización de la protesta

Según las declaraciones de lxs protestantes dejaron que se queme la sede central de la ANR para poder criminalizar a lxs que salían a protestar. “Comenzaron una causa y una campaña usando los medios para criminalizar a la gente. En la televisión pasaba fotos de personas con títulos muy alevosos porque decía “la responsable de la quema a la ANR” no existía la presunción de inocencia. Eso fue una forma de aminorar las manifestaciones, apelaban al miedo.” Dijo Belén

 

Las fronteras:

Todas las fronteras con otros países están abiertas. “No hay ningún tipo de control ni al entrar ni al salir, no hay ningún tipo de requisito. Ahora recién te hacen una multa si no te haces PCR, pero además de eso no hay ningún tipo de control.” afirmó Belén.

“Es la gente en la calle, el pueblo y las organizaciones las que están marcando la ruta. Es muy difícil porque es una estructura muy grande la que sostiene su gobierno. No sabemos que va a pasar pero si sabemos que seguimos organizándonos y que una respuesta a eso es que el Partido Colorado quiere suspender las elecciones municipales lo cual consideramos que algo totalmente dictatorial y antidemocrático.”

 

 

 

1 Shares:
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

You May Also Like